Loading...

febrero 02, 2010

MI EXPERIENCIA CON EL AYURVEDA

Me llamo Miguel Angel tengo 28 años, vivo con mis padres y siempre he estado en Granada. Llevo casi 1 año y medio con problemas de espalda y ciática que los médicos de la Seguridad Social no me han resuelto.

Desde Julio de 2009 sigo terapia con Miriam basada en masajes Ayurvédicos, dieta baja en grasas, ejercicios de respiración completa, frases afirmativas, meditación, ejercicios de aceptación frente al espejo y eliminación de pensamientos negativos. Cuando llegué a la 1º cita con Miriam llevaba un tren de vida horrible: Trabajaba por la mañana, por la tarde iba a la facultad para intentar sacarme un título más, los fines de semana estudiaba el temario de las oposiciones para obtener un trabajo fijo… Consecuencia: no tenía vida social, empecé a faltarme el respeto a mí mismo, a dejar de amarme, de amar a mi familia, a mis amigos, a los demás… del estrés pasé a tener ansiedad y de ahí a la depresión y todo ello sin darme cuenta de lo que me pasaba realmente, sin ser consciente de ello. Por eso en la 1º cita con Miriam en la camilla cuando me estaba dando el masaje empecé a llorar, por primera vez en mucho tiempo sentí la necesidad de llorar a pesar de que me educaron para no hacerlo. En esa sesión me vinieron recuerdos de mis abuelos, sentimientos religiosos y al final compasión por mí mismo. Durante mucho tiempo no entendí en toda su envergadura aquella explosión de sentimientos, hasta que el viernes 22/01/10 en la conferencia que impartió Miriam sobre la conciencia a través de los sentidos, llegué a comprenderla al 100%.

Estuve durante tanto tiempo sin sentirme a mí mismo, sin ser consciente del aquí y del ahora que interrumpí la conexión con mi cuerpo, como ejemplo pondré que estuve durante 3 semanas con un dolor horrible en la pierna derecha que me impedía moverme con facilidad y aún así no le hacía caso y seguía yendo al trabajo y a la facultad, hasta que en urgencias me diagnosticaron lumbociatalgia, fue así como me enteré de que existía el nervio ciático. Hasta la fecha los médicos solo me han recetado Ibuprofeno para el dolor y práctica de natación aparte de las radiografías y resonancia magnética que me han hecho.

Desde Julio hasta la fecha Miriam y yo hemos trabajado con el Cuerpo-Mente y Espíritu como un Todo, porque al final todo es lo mismo. Cosa que yo no entendía bien al principio, incluso llegué a dudar de la terapia porque no veía resultados a corto plazo. Es ahora cuando me he familiarizado más con el Ayurveda y con mi cuerpo que realmente estoy disfrutando de los resultados. Ya no tengo estrés ni ansiedad porque siento y vivo el día a día y el momento presente, es ahora que no pienso en qué pensaran los demás o qué dirán porque me amo a mí mismo, es ahora que sé lo que quiero en mi vida y es diseñar mi propio sueño personal y no vivir el de los demás.

Cuando interrumpes la conexión con tu cuerpo dejas de sentir a todos los niveles, incluso a nivel sexual pero cuando conoces el Ayurveda y a ti mismo que es lo más difícil de esta vida ya no cometes los mismos errores, ya sabes quien eres y sabes estar. Porque Saber Ser es saber Estar, si te estas cepillando los dientes por la mañana, te estas cepillando los dientes, si estas conduciendo, estas conduciendo, si llegas al trabajo, estas llegando. Pero si tu mente está en 2 o en más cosas a la vez lo estará tu vida. Cuando recobras la conexión con tu cuerpo y vuelves a sentir, aprendes a escucharlo, escuchas lo que te dice, cómo te lo dice y ya sabes cómo cuidarlo.